PRUEBAS DE ESFUERZO

La prueba de esfuerzo es el procedimiento idóneo para establecer un "diagnóstico de salud deportiva", valorar el estado de forma, y detectar los umbrales (ritmos) de entrenamiento y competición.

 

¿Qué es una prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo es un procedimiento ampliamente utilizado en medicina deportiva que consiste en la valoración de la respuesta del organismo durante el ejercicio. Una condición básica es la estandarización del procedimiento, es decir, que la forma de realización sea siempre la misma, para poder comparar los resultados entre deportistas y la evolución individual de cualquiera de éstos.

¿Qué finalidad tiene la prueba de esfuerzo?

Los objetivos esenciales de una prueba de esfuerzo son el diagnóstico de salud (confirmando la ausencia de enfermedades, principalmente cardiacas) y la valoración de la capacidad funcional del deportista (la capacidad para hacer ejercicio). Tras el procedimiento se obtienen datos que permiten un asesoramiento médico del entrenamiento, determinando las intensidades de ejercicio recomendables para conseguir una mejora en el rendimiento deportivo.

¿Hay tipos diferentes de pruebas de esfuerzo?

Las pruebas de esfuerzo pueden realizarse en diversos equipamientos. Los más utilizados son el tapiz rodante y la bicicleta ergométrica, pudiendo emplearse uno u otro en función de la situación del paciente o el deporte practicado.

En el procedimiento de la prueba pueden emplearse diferentes protocolos. Los más recomendables en deportistas son aquellos que suponen incrementos progresivos de la carga de trabajo, con una duración máxima entre diez y quince minutos, con análisis directo del consumo de oxígeno, y alcanzando niveles máximos de esfuerzo.

¿Qué valores se analizan durante la prueba de esfuerzo?

De acuerdo con las recomendaciones de la Sociedad Española de Cardiología (1) es imprescindible realizar un electrocardiograma antes de la prueba, y monitorizar (visualizar) de forma contínua el electrocardiograma en el ejercicio y al menos durante 3-5 minutos durante la recuperación.

En las pruebas de esfuerzo a deportistas el análisis directo de gases (la medición del oxígeno consumido y el dióxido de carbono eliminado) permite una determinación exacta del consumo máximo de oxígeno y la detección precisa de los umbrales aeróbico y anaeróbico. Los procedimientos indirectos (mediante fórmulas matemáticas), sobre todo en pruebas submáximas, son mucho menos fiables.

¿Qué relación tienen el entrenamiento y la prueba de esfuerzo?

El consumo de oxígeno es la determinación más adecuada para medir la capacidad para realizar ejercicio aeróbico: un consumo de oxígeno mayor es propio de deportistas bien entrenados. La evolución del consumo de oxígeno es paralela a la mejora del rendimiento deportivo, y permite medir objetivamente el aumento en la capacidad física.

Los umbrales aeróbico y anaeróbico permiten establecer la intensidad ideal de los entrenamientos aeróbicos (rodajes) y anaeróbicos (series), para optimizar el rendimiento, y recomendar ritmos de competición.

¿Es segura la prueba de esfuerzo?

En un entorno preparado para realizar pruebas de esfuerzo es necesario contar con el equipo necesario para responder a cualquier emergencia: material de urgencias y desfibrilador. El personal que realiza la prueba debe conocer los procedimientos a aplicar en caso de complicaciones cardiovasculares.

Estas directrices son imprescindibles, a pesar de que la aparición de complicaciones ocurre en 1 de cada 12.500 pruebas de esfuerzo en individuos sanos (2).

(1) Guías de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en pruebas de esfuerzo
Fernando Arósa, Araceli Boraita, Eduardo Alegría et al. Sociedad Española de Cardiología. Rev Esp Cardiol 2000; 53: 1063 - 1094. ISSN : 1579-2242

(2) Guidelines for Clinical Exercise Testing Laboratories
A Statement for Healthcare Professionals From the Committee on Exercise and Cardiac Rehabilitation, American Heart Association. 1995

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA: el reconocimiento médico-deportivo y la prueba de esfuerzo en Oberón.

 

El Reconocimiento Médico-Deportivo consiste en la realización de las pruebas necesarias para confirmar su buen estado de salud para hacer ejercicio, y para aportar las recomendaciones necesarias para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento deportivo (incluyendo los ritmos de entrenamiento aeróbico y anaeróbico).

Las valoraciones que se realizan son:

 

  • entrevista para conocer los antecedentes relevantes del deportista y su situación médica actual
  • exploración clínica, centrada en la valoración del aparato locomotor y del sistema cardiopulmonar
  • antropometría (determinación de grasa corporal y otros componentes)
  • pruebas de fuerza y flexibilidad generales
  • electrocardiograma y tensión arterial en reposo
  • espirometría, para valorar el funcionamiento del aparato respiratorio
  • prueba de esfuerzo incremental máxima, con análisis directo de gases y control electrocardiográfico, en bicicleta ergométrica o tapiz rodante

Las conclusiones se recogen en un informe, que se entrega al deportista aproximadamente una semana después.

¿Cuánto tiempo dura?

La duración habitual es de 90 minutos, aunque puede prolongarse en función de las condiciones particulares de cada deportista y los estudios necesarios. El horario del Centro es de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas.

¿Puedo ampliar el Reconocimiento Médico-Deportivo?

Duatletas o triatletas también pueden realizar la prueba de esfuerzo en ambos elementos, tapiz y cicloergómetro.

A éstas determinaciones pueden añadirse, previa solicitud del deportista, analítica de sangre y orina, plantillas a medida, y otros estudios específicos.

¿Qué más hay que saber?

Debe traer ropa deportiva: camiseta (maillot), pantalón corto (culotte) y calzado deportivo. La bicicleta ergométrica está equipada con rastrales (calapiés) y pedales automáticos (SPD); si lo desea, puede traer su calzado con calas y sus pedales automáticos para adaptarlos durante su prueba de esfuerzo. En la instalación dispone de vestuarios con taquillas y duchas.

En las 24 horas previas al Reconocimiento no debe realizar entrenamientos intensos. En las dos horas previas al Reconocimiento puede beber lo que desee, pero no debe tomar alimentos sólidos. Si toma alguna medicación debe ponerse en contacto con nuestro Centro.

Tienen un precio especial los grupos de cuatro personas o más, y los deportistas que realicen su segunda prueba (o siguientes) en nuestro Centro Médico.

 

 

Volver al principio.